Voluntad de ganar II – Bobby Fischer

Fischer jugaba siempre con todas sus fuerzas, intentando ganar como sea. Aun cuando la posición se haya simplificado. Otro jugador accedería a empezar las negociaciones de paz, sin embargo, Fischer se empeña en plantear problemas a su adversario, logrando así el éxito incluso frente a ajedrecistas de elite mundial. Esta voluntad inquebrantable de ganar, que obliga al adversario a jugar cada momento con la máxima atención y concentración, normalmente le produce a éste un efecto agobiante, empujándole a cometer errores. Larsen era de los Grandes Maestros que poseían también está facultad, también viendo la trayectoria del “terrible” Korchnoi se puede ver esa virtud, mientras que hoy en día Topalov y Carlsen son dignos herederos del temperamento genial de Bobby Fischer.

Fischer,R – Taimanov,M [B44]
Vancouver (2), 1971
[Jose Riverol]


1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e6 5.Cb5 d6 6.Af4 e5 7.Ae3 Cf6 8.Ag5 Da5+ 9.Dd2 Cxe4 10.Dxa5 Cxa5 11.Ae3 Rd7 12.C1c3! Cxc3 13.Cxc3 Rd8 14.Cb5! Ae6 15.0-0-0 b6 16.f4! exf4 17.Axf4 Cb7 18.Ae2 Ad7 19.Td2! Ae7 20.Thd1 Axb5 21.Axb5 Rc7 22.Te2 Af6 23.Tde1 Tac8 24.Ac4 Thf8 25.b4! a5 26.Ad5 Rb8 27.a3 Tfd8 28.Axf7 Ac3! 29.Ad2 d5 30.Td1 d4 31.Axc3 Txc3 32.Rb2 d3! 33.Rxc3 dxe2 34.Te1 Cd6 35.Ah5 Cb5+? 36.Rb2 axb4 37.axb4 Td4 38.c3 Th4 39.Axe2 Cd6 40.Td1 Rc7 41.h3 Tf4 42.Tf1 Te4 43.Ad3 Te5 44.Tf2 h5 45.c4 Tg5 46.Rc3 Rd7 47.Ta2 Rc8 48.Rd4 Rc7 49.Ta7+ Rd8 50.c5?! bxc5+ 51.bxc5 Ce8 52.Ta2 Cc7 53.Ac4 Rd7 54.Tb2?! Rc6 55.Ab3 Cb5+ 56.Re3 Rxc5 57.Rf4 Tg6 58.Ad1 h4 59.Rf5 Th6 60.Rg5 Cd6 61.Ac2 Cf7+ 62.Rg4 Ce5+ 63.Rf4 Rd4 64.Tb4+ Rc3 65.Tb5 Cf7 66.Tc5+ Rd4 67.Tf5 g5+ 68.Rg4 Ce5+ 69.Rxg5 Tg6+ 70.Rxh4 Txg2 71.Ad1 Tg8 72.Ag4 Re4 73.Rg3= Tg7 74.Tf4+ Rd5 75.Ta4 Cg6 76.Ta6 Ce5 77.Rf4 Tf7+ 78.Rg5 Tg7+ 79.Rf5 Tf7+ 80.Tf6 Txf6+ 81.Rxf6

En una posición así, parece que ya no hay nada que jugar. Todos saben que el alfil y el peón lateral no pueden ganar si el rey negro llega a la esquina. Después de esto, encontrar el camino hacia el empate es algo elemental: Parece que Taimanov consideraba que el empate era fácil de conseguir y continuar jugando resultaba sólo una perdida de tiempo. Sin embargo, la continuación de la partida demostró lo contrario, porque después de.. 81…Re4?? [ 81…Cd3 82.h4 ( 82.Rf5 Rd6) 82…Cf4 83.Rf5 Rd6! 84.Rxf4 Re7 85.Rg5 Rf7 86.Ae6+ Rg7! y el rey negro llega a la preciada casilla h8.] 82.Ac8! Inesperadamente, las negras pierden. No les es posible impedir que el peón blanco llegue hasta h5 ya que no sirven: 82…Cf3 por 83.Ab7+; ni 82…Cd3 por 83.Af5+, Taimanov aún intento: 82…Rf4 83.h4 Cf3 [ 83…Cg4+ 84.Rg7] 84.h5 Cg5 Pero esta maniobra ya no permite bloquear el peón. Después de.. 85.Af5 el negro está en zugzwang 85…Cf3 86.h6 Cg5 87.Rg6 Cf3 88.h7 Ce5+ 89.Rf6 1-0 Taimanov se dio por vencido. Fischer nunca dejaba de luchar y en ningún momento se debía bajar la guardia ante él.

Acerca del autor

nau64
Academia nau64 dirigida por el Maestro y Arbitro FIDE Jose Riverol. Clases para todas las edades, presenciales o por Internet.