Partidas memorables

Lubomir Lubosh Kavalek (Praga, 1943) obtuvo los títulos de Maestro Internacional y Gran Maestro el mismo año, en 1965. Fue campeón de la ahora dividida Checoslovaquia en 1962 y 1968 e integró su equipo nacional en varios campeonatos mundiales universitarios, y en las olimpiadas de Tel Aviv 1964 y La Habana 1966.
No estuvo en la siguiente olimpiada por razones extraajedrecísticas. En 1968, cuando estaba en Polonia disputando el Memorial Akiba Rubinstein, los tanques soviéticos invadieron Checoslovaquia, y él no quiso volver a su país de origen.
Se cuenta que con el importe del segundo premio del torneo compró muchas cajas de vodka con las que sobornó a los guardias fronterizos polacos y manejó hasta la entonces Alemania Occidental. Dos años después se mudó a Washington DC, y más tarde se convirtió en ciudadano estadounidense, aunque mantuvo fuertes lazos con Alemania, jugando exitosamente en la Bundesliga varios años.
Fue campeón de su nuevo país en 1972 y 1973 (ambos compartido), y en 1978, con un estilo táctico muy imaginativo, como lo veremos en nuestra partida de hoy.
Jugó 8 olimpiadas integrando el equipo nacional de EE.UU. Debutó en Siegen 1970, y después ayudó a que EE.UU. lograra 5 medallas olímpicas, 3º en Niza 1974, 1º en Haifa 1976, 3º en Buenos Aires 1978, 3º en Salónica 1984 y 3º en Dubai 1986. Recordemos que en la olimpiada de Haifa 1976 no participó la URSS ni ningún equipo del desaparecido “Bloque del Este”.


Kavalek no sólo se dedicó al ajedrez frente al tablero, sino que también fue un extraordinario secundante, entre ellos nada menos que de Robert Fischer, y más tarde de Yasser Seirawan y Robert Huebner, aunque su mayor éxito lo logró como analista del británico Nigel Short, en su ascenso para desafiar a Kasparov por el título del mundo, a principios de los años 90.
Short eliminó sorprendentemente a Anatoly Karpov en la semifinal, y derrotó, esta vez sólo ligeramente contra pronóstico, a Jan Timman en la final.
La fructífera relación profesional con Short comenzó en el Interzonal de Manila 1990 y terminó de mal modo a principios del match con Kasparov en Londres 1993, que culminó con la inapelable derrota de Short.
Como periodista y escritor Kavalek fue Redactor Jefe de la Editorial RHM Press dedicada a libros de ajedrez desde 1973 hasta 1989. Colaboró, de 1960 a 2005, en revistas de ajedrez de 8 idiomas diferentes, y desde 1986 es columnista de ajedrez del periódico The Washington Post.
Como dirigente fue Director Ejecutivo de la Asociación de Grandes Maestros (GMA), que organizó la serie de torneos llamada Copa del Mundo en 1988 y 1989.

Eduard Gufeld – Lubomir Kavalek
Apertura Española, [C64] Campeonato Mundial Sub 26, Marianske Lazne, 1962.

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Ac5 4.c3 f5 [Kavalek muestra que está dispuesto a luchar, el llamado Gambito Cordel agudiza enormemente el juego.] 5.d4 fxe4 6.Cg5 [6.Axc6 dxc6 7.Cxe5 es la continuación preferida actualmente.] 6…Ab6 7.d5 e3! [Naturalmente no 7…Cce7?? a causa de 8.Ce6] 8.Ce4 Dh4 9.Df3 Cf6! [En vez de retirarse con 9…Cce7 las negras realizan un gambito aún más grande, y sacrifican una pieza.] 10.Cxf6+ gxf6 11.dxc6 exf2+ 12.Rd1?! [No era fácil decidir a dónde retirarse, pero el curso de la partida indica que el incómodo huésped de f2 requería más atención, era preferible 12.Rf1, donde 12…bxc6?! 13.Ae2 d5 14.Ae3! era más que satisfactorio para las blancas; 12…dxc6! era lo correcto, con menor presencia central, pero acelerando el desarrollo, tras 13.Ae2 (sería absurdo intentar capturar material con 13.Axc6+?? por la debilidad del rey, seguiría 13…bxc6 14.Dxc6+ Re7 15.Dxa8 Dc4#), 13…Tg8, aquí vemos que el Rf1 da protección al peón de g2, lo que no hace desde d1, 14.Dh5+ Dxh5 15.Axh5+ Re7 16.Cd2 Ae6, las negras tendrían muy buena compensación por la pieza.] 12…dxc6 13.Ae2 [Igualmente es perdedor 13.Axc6+?? bxc6 14.Dxc6+ Rf7 15.Dxa8 Ag4+ etc.] 13…Ae6 14.Dh5+ [Con el rey tan mal colocado es comprensible que las blancas se apresuren a cambiar damas antes de que las negras enroquen largo.] 14…Dxh5 15.Axh5+ Re7 16.b3 Ad5 [Ahora el rey preferiría estar en f1.] 17.Aa3+ Re6 18.Ag4+ f5 19.Ah3 [Las blancas lograron momentáneamente defender su peón, pero no por mucho tiempo, se puede comprobar que el paso al final no fue un alivio para el primer jugador, el peón de f2 es muy fuerte, y las piezas negras muy activas.] 19…Thg8 20.Cd2 Axg2 21.Axg2 Txg2 22.Tf1 [No es posible controlar el peón de f2 de una manera más eficaz, a 22.Re2 seguiría 22…f1D+! 23.Rxf1 Txd2 con fácil victoria.] 22…Td8 23.Re2


23…Txd2+!! [Hermosa entrega ¿defensiva? que evita la idea blanca de jugar Cc4, eliminando por fin al peón de f2. Poco importa que existiera un camino alternativo, 23…e4 que también era ganador, como lo demostraron análisis pos teriores.] 24.Rxd2 e4 [Y de repente, con torre de menos, el avance de los peones apoyado por el alfil, avanzan y avanzan.] 25.Af8 [Iniciando una maniobra para controlar al Ab6, no era mejor 25.h4 f4 26.c4 Ad4 27.Tad1 f3 28.Rc2, pues los peones dan la victoria a las negras tras 28…e3! 29.Txd4 e2 30.Tdd1 exd1D+ (también vale 30…Tg1! 31.Txg1 fxg1D 32.Txg1 f2 etc.), 31.Rxd1 Tg1 etc. Ni tampoco 25.c4 Ad4 26.Tad1 f4 27.Rc2 Re5 28.Ac1 c5! y las blancas están indefensas ante el avance de “la marabunta“, f3, e3, etc.] 25…f4 26.b4 [Esta era la idea, con Ac5 las blancas por fin podrían quitar el apoyo del peón de f2.] 26…Tg5! 27.Ac5? [Esto será categóricamente refutado, aunque la posición blanca era ya muy mala, era mejor 27.c4 Ae3+ 28.Re2 (Si 28.Rc2 podría seguir 28…Tg2 29.Ac5 Axc5 30.bxc5 Re5 31.Tab1 Rd4 32.Txb7 e3 33.Tbb1 e2 34.Rd2 e1D+! 35.Tbxe1 fxe1D+ 36.Rxe1 Re3 ganando con fa cilidad.), 28…Ad4 29.Tad1 f3+, y los peones ganan, por ejemplo 30.Rd2 e3+ 31.Rd3 e2 32.Rxd4 exd1D+ 33.Txd1 Tg1, etc.]

27…Txc5! [Conservar el peón de f2 vale más que a nueva entrega de material.] 28.bxc5 Axc5 29.Tab1 f3 30.Tb4 [Las blancas buscan un último recurso para intentar anular a la demoledora unión del alfil y el peón. No defendía tampoco 30.Txb7 e3+ 31.Rd3 e2 32.Tbb1 Rf5, para más tarde ir a g2, tras avanzar el peón de h algunos pasos, no vale ahora retirarse con la torre pues a 33.Th1 gana la maniobra 33…Ae7! 34.Thf1 Ah4 seguido de e1=D] 30…Rf5 31.Td4 Axd4 32.cxd4 Rf4 Justo a tiempo, antes de que las blancas jueguen Re3; el avance e3 y e2 es imparable, y las blancas abandonaron.
Pocas veces hay una entrega de pieza y de dos calidades de un mismo bando, y menos aún las que, tras 32 movimientos, terminan con los 8 peones en el tablero.
0-1.

GMI Zenón Franco Ocampos

Acerca del autor

nau64
Academia nau64 dirigida por el Maestro y Arbitro FIDE Jose Riverol. Clases para todas las edades, presenciales o por Internet.