GM Vivian Ramón en Uruguay

por Fernando Aramburu

La importancia del ajedrez va más allá del juego en sí mismo, de la colocación en la tabla de posiciones, del elo, la variante, el punto ganado o perdido. El ajedrez es una manifestación cultural y, como tal, pertenece a un conjunto que engloba muchas formas del pensamiento humano. Por algo se le ha denominado juego ciencia, por algo se habla de arte y hasta de filosofía en ajedrez. De no ser así, tanto daría jugar ajedrez como jugar a la rayuela o desarrollar cualquier otra trivialidad para pasar el rato.

Es verdad que, desde el principiante cuya primera meta es superarse, hasta el maestro que lucha cotidianamente por sobrevivir en los torneos, en general principalmente se tiene presente sólo lo que pasa en las 64 casillas. Sin embargo casi todos los que lo practican saben o intuyen la trascendencia de este juego lleno de símbolos y elementos concretos cuyo manejo ayuda, no sólo a hacer más felices a los hombres – como dijera Tarrasch- sino a hacerlos más inteligentes y razonables.

GM Vivian Ramón en acción

¿Por qué esta introducción? Porque tuvimos la fortuna de vivir una gran experiencia que deseamos compartir: la Gran Maestra cubana Vivian Ramón estaba de paso en Uruguay y gracias a la invitación que nos hicieron llegar José Riverol y Carlos da Rosa, durante dos horas y media -que pasaron volando- pudimos charlar, mano a mano con ella. Mejor dicho, si bien “metimos un poco la cuchara” en la conversación (sobre todo por no pasar por desatentos) tuvimos la suerte de escucharla todo ese rato.

GM Vivian Ramón charlando con el MF Jose Riverol

Vivian Ramón nació en Cuba en 1963.

En 1979, con 16 años, fue vice campeona nacional; luego ganó 8 veces el campeonato de su país: 1980, 1982, 1984, 1989, 1990, 1991, 1998 y 2000.
Abogada de profesión, en 1998 se convirtió en la primera GM iberoamericana.
En la actualidad dedica todo su esfuerzo a la enseñanza, principalmente en función del plan del Estado cubano de promover la masificación del ajedrez en todo el país.
Trabaja en el Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez (ISLA).
Hace nueve años que da clases de ajedrez en la televisión cubana.
Ha competido en múltiples Olimpíadas y torneos internacionales.
No sólo posee un profundo conocimiento del juego sino de todo lo que exponíamos al principio: la importancia del ajedrez en el desarrollo del individuo y la sociedad.
“La idea es ayudar a formar jóvenes que piensen”.

Cuando salí de casa hacia la Academia de Riverol tuve la precaución de llevar papel y lápiz para sacar apuntes. Hasta me llevaba algunas preguntas “prefabricadas”. Sin embargo todo se dio con tal naturalidad que preferí dejar ese aparataje de lado y disfrutar de una conversación tan franca y amena como no había imaginado.

Carlos Da Rosa observando la partida (clase) entre Vivian y Santiago

En todo momento, detrás de la ajedrecista, de la maestra, se dejó entrever su calidad humana, su sencillez –esa sencillez natural de los grandes-. Nos contó del ajedrez cubano, de su vida profesional, de sus colegas –hombres y mujeres- de su carrera, así como respondió todas las preguntas con calidez y hasta sentido del humor.

Conoce al dedillo el ajedrez mundial femenino y masculino. Nos habló del ajedrez en China y en Rusia, pero también del ajedrez latinoamericano. Sumamente interesante fue el momento en que profundizó sobre la enseñanza del ajedrez, la escuela de ajedrez, los planes didácticos, el arte –si puede decirse así- de enseñar a pensar en ajedrez.

Vivian y Santiago en partida (clase) amistosa.

Allí su vista pasaba por encima de nosotros, parecía vislumbrar un horizonte socio-cultural muy lejano de nuestra realidad. Ni qué decir que es imposible resumir aquí detalladamente toda la conversación, pues fue densa, rica, sin desperdicio. Cuando tocó el tema olimpíadas, y por supuesto al tanto de que en la rama femenina nosotros no estuvimos, dijo: “Se perdió una gran oportunidad de aprender”.

Espectadores de lujo de la visita!

Nos contó cuando tuvo que jugar contra la entonces campeona mundial Xie Jun.
“Yo sabía que me iba a tocar con esta formidable jugadora china y me dediqué a observarla en las rondas anteriores. Ahí constaté el grado de concentración que ella desarrollaba durante las partidas. Parecía una estatua, inmóvil, con la vista en el tablero. Entonces me dije: voy a tratar de hacer igual. Y al enfrentarnos, una Ruy López, hice una partida que debió terminar en tablas. En la jugada 40 el juego estaba equilibrado. Pero ahí me desconcentré, estaba cansada y… me equivoqué”.

Y agregó: “en la olimpíada uno ve actuar a los grandes de cerca y se aprende mucho de ello. Vale más ir a una olimpíada que seis meses de entrenamiento”.

Sobre el ajedrez infantil insistió: “El niño debe aprender a combinar ante nada. Me enferma ver un chico planteando una Catalana pues ¿qué planes tendrá en el medio juego? Va a jugar sin planes, sólo intentando no perder y eso va contra su creatividad”.

Nos sorprendió cuando comentó la importancia que se da en su país a los libros de Roberto Grau. “Es un clásico”, dijo. “¿Qué ajedrecista cubano no leyó a Grau?”

Hablando del ajedrez cubano, ponía énfasis en el nivel del mismo: “Allá un jugador de primera categoría tiene nivel como para ganarle a un MI y hasta un GM, cosa que ocurre bastante a menudo. “En Cuba” –decía- tú estás en un comercio, vas por la calle o esperas el ómnibus y sueles oír frases como “¡Pero yo tenía la pareja de alfiles…!” de gente que discute de ajedrez y son simples aficionados”.

Y algo que no sabíamos (¡qué diferente a lo que sucede en otras latitudes!): en Cuba los maestros comparten información, las bases de datos, los programas, los métodos de entrenamiento… Es obvio que al prepararse para un torneo cada jugador con su entrenador hace lo suyo. Pero lo que es general, el material de trabajo, eso se comparte y nadie tiene ningún problema. De esa manera el medio es más competitivo lo cual redunda en beneficio del perfeccionamiento individual.

En fin, cuando la reunión parecía estar en lo mejor… ¡se nos cayó la aguja!

Vivian debía retirarse. Fotos por medio, sonrisas y abrazos, nos despedimos de ella calurosamente y con un hasta pronto que, de corazón, deseamos sea bien pronto.

GM Ramon,V – GM Mecking,H [A64]
Copa Itau – San Pablo, 2009
[Comentarios GM Vivian Ramón]

1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 e6 4.Cc3 exd5 5.cxd5 d6 6.Cf3 g6 7.g3 Ag7 8.Ag2 0-0 9.0-0 Cbd7 10.Cd2 a6 11.a4 Te8 12.Cc4 Ce5 13.Cxe5 Txe5 14.Af4 Te8 15.Dc2 Ch5 16.Ad2 aqui hay 2 variantes,la que jugo 16…Af5 [ y 16…f5 ] 17.e4 Ad7 18.a5 hasta aqui yo conocia 18…b5 19.axb6 Dxb6 20.Tab1 que amenaza Ae3 y b4 20…c4 21.Ae3 [ Rybka recomienda 21.b3 con ligera ventaja para el blanco] 21…Ad4 22.Axd4 Dxd4 23.Tbd1 Dc5 24.Rh1 Tab8 25.Td2 Tb4 26.Dc1!

sabia que esta jugada le iba a doler porque esta en su estilo,deja c2 a la torre y mira para h6 y los debilitados cuadros negros 26…Cf6 y ofrecio empate que yo acepte porque Meckhing es una leyenda pero tambien porque se que aunque la posicion parece muy ventajosa para el blanco,eso es solo una impresion esta bien cerca de la igualdad.Yo iba a jugar f3 y luego Tc2. 1/2-1/2

>> Más Fotos en Facebook

Acerca del autor

nau64
Academia nau64 dirigida por el Maestro y Arbitro FIDE Jose Riverol. Clases para todas las edades, presenciales o por Internet.